Genealogía


por Analía Montórfano

Enero 2002 / Actualizado 2014

Qué es la Genealogía

La palabra genealogía es un vocablo griego “γενεαλογíα” y deriva de la palabra γένος (“genos”: raza, casta, familia; en plural "gene", γένη: clan) y del sufijo -λογία (“logía”: estudio, ciencia), que deriva a su vez de la palabra λόγος (“logos”). Luego la toma el latín “genealogĭa”. Es una de las ciencias auxiliares de la historia y trata del origen y descendencia de las familias (o de un linaje) a través de una realidad documental.
Los ascendientes y descendientes de un individuo conforman su genealogía, llevando el estudio exhaustivo a conocer en forma completa la historia de una familia.
La genealogía es una ciencia auxiliar de la historia que por medio del estudio de documentos fidedignos se ocupa en establecer el parentesco entre personas y familias y el origen, descendencia y alianzas de las mismas.
Se nutre de diversas fuentes de información escritas, pero siempre se debe comenzar por la tradición oral.

 

Un poco de Historia

La genealogía es una ciencia tan antigua como universal. Incas y Mayas, guardaban las genealogías reales en el Templo del dios del sol. Los textos evangélicos, en los que se hace constar el árbol de la familia de Jesucristo, constituyen una clara muestra de la importancia que tuvo la genealogía para los hebreos, lo mismo ocurrió con babilonios, griegos, romanos, y muchos otros pueblos.

Culturas asiáticas como la china y la japonesa, han otorgado gran importancia a los orígenes familiares. El emperador de Japón es un vivo ejemplo de una dinastía que se ha sucedido sin interrupción durante casi 2.000 años.

Para los árabes la genealogía ha sido fundamental para determinar la descendencia del profeta Mahoma.

Se puede decir que el movimiento genealógico en Europa occidental, comenzó en el siglo XVI, año 1500, cuando aparecen los registros donde están apuntados, tanto los destacados como las personas comunes del pueblo.

Estos registros coincidieron con la aparición de la monarquía en algunos países, y fueron ellos quienes insistieron en realizar registros veraces; la finalidad fue para poder cobrar impuestos,  y además para ostentar honorables árboles genealógicos.

Entre el año 422 y 1000 es el periodo oscuro de la historia, donde la documentación escrita que la atestigua es mínima, y lo poco que fue escrito, lo hicieron los monjes irlandeses. Nada fue destinado a la vida diaria y menos al registro de familias de esa región.

Aunque hay escritos en Francia y España, anteriores a la época oscura, no es literatura con evidencias para aportes a la genealogía.

Ocurrió también que nobles y reyes deseaban a cualquier precio mostrar una relación de sangre con los personajes mas mitológicos y admirables. Por esta razón, los encargados de realizar los estudios genealógicos no dudaron en ser poco rigurosos como para satisfacer a sus ilustres clientes. La Edad Media constituye un periodo en el que se elaboran un buen número de genealogías falsas.

El siglo XVII marca un importante cambio en varios países europeos. Se introdujeron nuevos métodos de búsqueda e investigación que contribuyeron al desarrollo de esta ciencia y, sobre todo, a su fiabilidad. Es el período de los grandes genealogistas alemanes y franceses, del jesuita portugués Jerónimo de Souza, del inglés Dugdale y del español Luis de Salazar y Castro.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX, la genealogía comienza a tomar rigor gracias a los trabajos de historiadores que se interesan por esta especialidad. En el año 1929 se celebra el I Congreso Internacional de Genealogía y Heráldica que reúne a los mas prestigiosos expertos de todo el mundo.

Comienzan a crearse asociaciones provinciales, comarcales, nacionales e internacionales que se reúnen de manera periódica para intercambiar opiniones y trabajos de investigación.

A partir de este momento es definitivamente reconocida como ciencia auxiliar de la historia, de la medicina (se pudo demostrar la transmisión genética de la hemofilia estudiando la descendencia de la reina Victoria I de Gran Bretaña), la sociología, etc.

 


 

Fuentes:

- Apuntes de la Sra Ana María Labaronnie
-
Genealogía Fácil de Niké Ecociencia, Edit. RobinBook, 1998
- Diccionario Larousse Ilustrado, Edit. Larousse

- http://www.rae.es   
- http://etimologias.dechile.net/?genealogi.a