Paleografía

Uno de los obstáculos que nos presenta la investigación genealógica es la dificultad de interpretar los textos antiguos, no sólo por la letra del escribiente sino también porque cada época y región tuvo un propio estilo. Para sortear este obstáculo existe la ciencia paleográfica, que estudia la historia de la escritura y nos ayuda a interpretar las escrituras antiguas, sus símbolos y sus abreviaturas.

El término paleografia deriva del griego = ’palaiós’ (antiguo) + ’graphìa’  (escritura). Es una disciplina histórica y práctica ya que estudia las técnicas y los materiales que se usaron para plasmar las escrituras, como en piedras, mármoles, monedas, papiros, pergaminos, papeles, etc.

La paleografía latina, que nos interesa, es el estudio de la escritura basada en el alfabeto latino, sin importar el idioma que se utilizó. El primer testimonio de escritura latina tiene su origen en el siglo 7. a.C.

Existen varios tratados excelentes sobre paleografía que fueron diseñados para ayudar tanto al principiante como al investigador avanzado a entender y leer más claramente las formas manuscritas antiguas.

En los siguientes artículos intentaremos brindar herramientas para facilitarles esta tarea.

 


Fuentes:
http://es.scribd.com/doc/147568977/Paleo-Alma-Teljes
http://www.aagi.it/dettaglio.php?id=786